Por Que Es Imprescindible Tener Una Web Responsive

¿Por qué es imprescindible tener una web responsive?

¿Crees que todas las páginas web que visitas a diario han sido adaptadas para ser correctamente visualizadas desde cualquier dispositivo electrónico? Hablamos del diseño responsive, una técnica web que mejora la experiencia de usuario al permitir la navegación por internet a través de móviles, tablets o monitores de distintos tamaños.

En la actualidad es totalmente imprescindible que una página web sea responsive y que se pueda acceder a ella desde cualquier aparato. Sin ir más lejos, el 63 % de los españoles utilizan su smartphone para realizar compras online, de modo que el futuro del e-commerce (o comercio electrónico) a través de smartphone es ya un hecho.

¿Qué es el diseño responsive?

El diseño responsive consiste en redimensionar y ubicar los elementos que aparecen en una web para que se adapte a las diferentes plataformas tecnológicas: ordenador, tablet y smartphone.

Esta técnica web se caracteriza porque utiliza una serie de hojas de estilo de CSS3 para permitir adaptar el contenido y las imágenes a los distintos dispositivos electrónicos.

¿Por qué es imprescindible tener una web responsive?

1. Cada vez se navega más a través del móvil

A nivel mundial, más de la mitad del tráfico web procede de smartphones. Los usuarios prefieren navegar por internet, leer el correo electrónico y hacer compras desde su móvil en vez de desde un ordenador. En resumen, si no tienes una web responsive, estás perdiendo un gran volumen de posibles clientes o leads.

2. Mejor experiencia de usuario

La experiencia de usuario en una web responsive es mucho más optimizada, independientemente del dispositivo que utilicen. Los usuarios que perciban esta comodidad y agilidad a la hora de navegar por tu web hablarán bien de tu marca y esto se traducirá en beneficios.

3. Se evitan los contenidos duplicados

Gracias al diseño responsive, el contenido de la web puede organizarse de distinta manera según el dispositivo en el que se vaya a mostrar, sin necesidad de duplicar el contenido web de escritorio a una versión móvil, lo que perjudicaría notablemente al posicionamiento de tu web en Google.

4. Se reducen los costes de desarrollo web

El menú responsive permite utilizar la misma plantilla para todas las plataformas, por lo que un cambio repercutirá en todas las versiones, ahorrando en el gasto de desarrollo mantenimiento web.

5. Aumentan las conversiones y leads

En realidad, una de las consecuencias más inmediatas de no tener una página responsive es la pérdida del volumen de visitas y, por consiguiente, de leads. Si un usuario encuentra difícil interactuar con tu web, tardará dos segundos en abandonarla.

Frecuentemente, los leads se crean a partir de contenido de valor disponible para descarga a través de un formulario de contacto, que suele encontrarse en una landing page, un artículo de un blog o en tu propia página web.

En definitiva, el diseño web responsive se basa en facilitar la experiencia de usuario cuando este quiere navegar por una página web, buscando satisfacer en todo momento las necesidades del cliente. Es por esto por lo que se consolida como una de las mejores técnicas de diseño web.