Young African American Feeling Confused And Puzzled, Showing You Are Insane, Crazy Or Out Of Your Mind With  A Megaphone

Cómo crear una campaña teaser de publicidad

La publicidad y el marketing son disciplinas vivas que están siempre evolucionando, pero, a pesar de las nuevas tendencias, hay formas de publicitarse que siguen siendo tan efectivas hoy en día como lo eran hace unos años. Un buen ejemplo son las campañas teaser. ¿Quieres saber lo que son y cómo funcionan? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una campaña teaser?

El ser humano es inquisitivo por naturaleza, todos tenemos ansia de saber más, especialmente cuando hay algo que despierta nuestra curiosidad. Y esto es precisamente lo que hace una campaña teaser de publicidad.

En lugar de mostrarnos directamente el producto o servicio que nos quiere vender y contarnos sus ventajas, nos muestra muy poco. Esto provoca que sea el público el que voluntariamente vaya a buscar más información o espere ansioso por ella.

Pero hay que tener en cuenta que no todas las campañas de este tipo son iguales, podemos diferenciar entre:

Teaser total

Se produce cuando el público no conoce absolutamente nada sobre el anunciante. Se da en aquellos casos en los que una marca va a ser lanzada al mercado y quiere generar expectación entre sus clientes potenciales.

Teaser parcial

En este caso, el público sí tiene referencias sobre la marca. Puede reconocer sus colores, su tipografía, el logo, etc., pero no tiene conocimiento sobre el producto o servicio concreto que se le quiere anunciar.

¿Cómo crear una campaña teaser?

Ahora que sabemos qué es una campaña teaser es hora de ver cómo se puede poner en práctica.

Vaya por delante el hecho de que este tipo de publicidad es más efectiva cuando se presentan productos o servicios que el público no conoce. El mensaje debe ser lo suficientemente poderoso para atraer la atención y despertar las ganas de saber más.

A continuación hay que elegir muy bien los canales de comunicación a emplear y establecer un calendario de trabajo. Primero le mostramos al público ese mensaje que despierta su curiosidad y un tiempo después desvelamos el producto o servicio. Aunque es bueno mantener la intriga durante un tiempo, conviene no excederse. Un plazo de una a tres semanas suele ser lo ideal.

Una vez lanzada la campaña teaser no hay que olvidarse de ella. Conviene hacer un seguimiento para ver cómo va evolucionando y el impacto que causa. Incluso aunque no se haya conseguido el objetivo buscado, no se puede dejar una campaña a medias, hay que completarla y desvelar el producto o servicio. Dejarla colgada generaría muy mala imagen para la empresa.

Campaña teaser: ejemplos

Con todo esto ya sabemos más o menos cómo hacer una campaña teaser y seguro que ahora te resulta más fácil identificar este tipo de publicidad. No obstante, vamos a ver algunos ejemplos:

  • En EE. UU., el videojuego Grand Theft Auto IV se promocionó con el cartel de “se busca” de unos de sus personajes, haciendo ver que se trataba de un auténtico fugitivo.
  • En España, Orange promocionó su nuevo servicio LOVE usando esta palabra en diferentes vídeos y la canción “All you need is love”, unos días después reveló de qué se trataba.

Si está bien trabajada, una campaña teaser puede ser todo un éxito, puesto que los clientes potenciales estarán más receptivos esperando a que se desvele el misterio de aquello que se les quiere ofrecer.