Clickbaitquees

Clickbait: qué es y cómo se aplica de manera responsable

El clickbait es, cada vez más, un elemento clave para entender la complejidad del tráfico en internet. Su papel es fundamental en atraer visitas en páginas web, vídeos o contenidos en redes sociales. Sin embargo, su uso en muchas ocasiones es excesivo y puede traer también consecuencias negativas para tu negocio.

Aunque cada día el clickbait gana mayor relevancia en el difícil mundo de los contenidos digitales, aún hay muchas personas que desconocen su verdadero significado. Así pues, hoy indagaremos en qué es el clickbait exactamente y cómo debemos aplicarlo correctamente.

Qué es el clickbait

La palabra clickbait está compuesta por dos palabras en inglés; clic y cebo (del inglés bait) así que podemos traducir el concepto bajo el nombre de cebo de clics. Seguro que habéis leído titulares con gancho como “No te creerás estas 7 historias increíbles”, o “Esta madre fue a comprar y no te imaginarías lo que le pasó después…”. Como si se tratara del anzuelo de un pescador, la idea del clickbait es la de crear contenido atractivo a primera vista para conseguir visitas rápidas y masivas.

Para muchos, la legitimidad del uso del clickbait está bajo sospecha y es un arma para conseguir tráfico web que engaña al lector. Es por eso que a veces se utiliza este término de manera peyorativa. Lo cierto es que no todos los contenidos que utilizan clickbait contienen información contraria al titular, falsa o engañosa.

Un clickbait responsable es aquel que busca optimizar la distribución del contenido, maximizar las visitas y a la vez mantener su calidad.

Ventajas que nos aporta

El clickbaiting tiene ventajas inmediatas muy visibles.

  1. Elevado tráfico digital: hacer contenido con gancho consigue resultados en un mayor número de visitas inmediatas en tu página web. Sin embargo, pueden tener menor calidad en tiempo de retención y convertibilidad.
  2. Ingresos publicitarios: un elevado número de visitas conlleva de manera directa un aumento de los ingresos publicitarios de anuncios que haya en aquella página.
  3. Priorización de contenidos en redes sociales: para muchas redes sociales, la conversión de impresión a visita que un contenido con clickbait consigue es algo a premiar. El análisis automático de los algoritmos puede compensarte por generar interacción en la red.

Cómo hacer clickbait de una manera correcta

Un uso fraudulento del clickbait puede resultar nocivo a medio y largo plazo, con penalizaciones de las redes sociales y pérdida de engagement (seguimiento) de aquellos lectores que ya saben que tras el clic no hay contenido de calidad.

Para aprovechar aquellas ventajas de clickbaiting sin caer en el abuso, es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Asegura la calidad del contenido final: tras el clic, aún puedes convencer al lector que tu contenido vale la pena. Sin un contenido final de calidad no habrá conversión a ventas ni a ingresos publicitarios.
  • Sé moderado en las expectativas del lector: puedes utilizar expresiones como “la guía definitiva”, pero no cada día habrá contenido “definitivo” o “nunca antes visto”.
  • Sé directo: utiliza el clickbait apelando directamente al lector y siendo transparente. Puedes utilizar la segunda persona del plural, pronombres, etcétera.
  • No crees contenido homogéneo: cambia de contenido y de estilo de manera regular.

Como hemos visto, el clickbait es una técnica que se basa en explotar la curiosidad del lector y atraer a la audiencia para que dé clic en un contenido. Su uso moderado con contenido final de calidad puede resultar en un crecimiento constante y veraz de tu tráfico web, sin embargo, es importante evitar abusar de él para evitar consecuencias negativas a largo plazo.