Cómo Puede Ayudarte El Método AIDA

Cómo puede ayudarte el método AIDA

En el mundo del marketing existen diferentes técnicas, como es el caso del método AIDA, que podemos poner en práctica en nuestra empresa para conseguir los objetivos propuestos, ya sea por nuestra cuenta si tenemos los conocimientos necesarios o con ayuda de una agencia de marketing digital.

En este post queremos explicarte en qué consiste el método AIDA y cómo puedes beneficiarte usándolo en tu negocio, ya que a pesar de su antigüedad aún sigue vigente y sigue siendo todo un éxito.

Qué es el método AIDA

El método AIDA es una técnica de ventas que se creó en 1898 de la mano de Elías St. Elmo Lewis, cuyo principal objetivo es identificar cada una de las fases de la venta por las que pasa un cliente desde que nos conoce hasta que finalmente compra o contrata nuestros productos o servicios.

El modelo AIDA recibe su nombre precisamente por cada una de las iniciales de las fases de las que se compone: Attention (Atención), Interest (Interés), Desire (Deseo) y Action (Acción). Para que se produzca una venta de un producto o servicio, es importante que guiemos al usuario por cada una de estas cuatro fases.

Esta técnica, que se ha usado durante años en el marketing tradicional, sigue utilizándose en la actualidad en el marketing digital y es realmente efectiva si se utiliza en páginas de ventas, publicidad de pago (SEM) o email marketing.

Cuáles son las etapas del método AIDA y cómo se aplica

El método AIDA, a diferencia de otros métodos, no se centra únicamente en el cierre de una venta, sino que considera que todas las fases son importantes en el proceso.

En primer lugar debemos captar la atención del potencial consumidor, posteriormente debemos despertar el interés, por lo que podemos ofrecerle, después debemos conseguir que el cliente desee adquirir cierto producto o servicio, y finalmente comprará o contratará nuestro producto o servicio.

Las fases del sistema AIDA en marketing son las siguientes que vamos a explicar a continuación:

Fase de atención

El objetivo de la primera fase del método AIDA es captar la atención del potencial cliente para que adquiera nuestro producto o servicio. Esta tarea no es nada sencilla teniendo en cuenta que vivimos en un mundo donde cada vez hay más competencia y está tan saturado de publicidad. Por eso es tan importante llevarla a cabo e intentar destacar sobre el resto de opciones.

Fase de interés

La fase de interés se lleva a cabo cuando hemos conseguido captar la atención del usuario por algún motivo, como puede ser una serie de ventajas que no ofrece la competencia o un precio competitivo.

En esta etapa es muy importante hacer que nuestros potenciales clientes sientan confianza plena, mostrar empatía dándoles a entender que sabemos cuál es su problema y ofrecer toda la información que necesitan.

En el mundo digital es muy fácil medir este interés por parte de los usuarios: a mayor permanencia en nuestra web o mayor número de páginas visitadas, mayor será el interés del usuario por nuestro producto o servicio.

Fase de deseo

Cuando se compra o contrata un producto o servicio, el cliente espera solucionar un posible problema. Es ahí donde entra en juego la fase de deseo, es decir, debemos ser capaces de expresar los beneficios que obtendrá el usuario si adquiere nuestro producto o servicio.

Algunas de las acciones que podrías llevar a cabo en tu estrategia son las siguientes:

  • Destaca los beneficios de tu producto o servicio y menciona la necesidad que va a cubrir
  • Crea una oferta que nadie pueda dejar escapar
  • Ofrece descuentos o promociones en tu web o redes sociales

Al igual que en la fase anterior, existen determinadas formas para medir si se ha despertado el deseo del usuario. Entre otras, podemos destacar las siguientes:

  • Cuando un usuario visita nuestra web en varias ocasiones
  • Cuando pide más información o añade el producto al carrito de compra aunque no se cierre la venta

Fase de acción

Si hemos logrado finalizar con éxito cada una de las tres fases anteriores y conseguimos convencer al cliente de que somos su mejor solución, habrá llegado el momento de cerrar la tan esperada venta.

Dentro de un comercio electrónico, podemos tener en cuenta los siguientes consejos para aumentar el número de ventas:

  • Facilita la compra eliminando clics y datos innecesarios en el proceso
  • Añade valores diferenciales como envíos gratuitos, descuentos o devoluciones gratuitas

La relación con nuestro cliente no termina una vez que se han completado las cuatro etapas del método AIDA. La fidelización del cliente para que vuelva a repetirse otro proceso de compra y el poder de recomendación que tiene un cliente satisfecho son aspectos fundamentales para que un negocio tenga éxito, por lo que deberemos trabajar en ello.

En definitiva, el método AIDA sigue siendo una de las técnicas de ventas más efectivas, ya que marca la diferencia porque tiene en cuenta todos los procesos por los que pasa el potencial cliente cuando se dispone a comprar o contratar un producto o servicio, y de esta manera, nuestro objetivo final será mucho más fácil de conseguir.